Decisiones de Inversión de las Firmas ante las Restricciones Cambiarias y Regulaciones

Uno de los principales motores de la recuperación que ha experimentado la economía desde el tercer trimestre de 2016 es la Inversión. En particular, el equipo durable de producción importado, que representa actualmente un 34% de la Inversión, creció un 24% en el período 2015-2017, tras reducirse 17% entre los años 2011 y 2015.

Esta rápida expansión ocurrió en un contexto de cambios estructurales que modificaron sustancialmente el conjunto de oportunidades que enfrentaron las empresas a la hora de tomar decisiones, tanto de producción como de inversión. En el caso particular de equipo durable de producción, la dinámica de las importaciones se vio favorecida tanto por el levantamiento del “cepo cambiario” como por la eliminación del sistema de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación y de otras restricciones al comercio. Estas medidas contribuyeron a ampliar la variedad de bienes disponibles para las firmas, tanto en términos de disminución de costos como de mejoras en la calidad. En este sentido, la literatura de comercio internacional —ver Blaum y otros (2016)— enfatiza el potencial efecto positivo del abaratamiento de los bienes de capital sobre la productividad de las firmas.

En esta nota cuantificamos el impacto de la eliminación de las restricciones mencionadas a partir de micro datos a nivel firma y producto. Los datos utilizados son registros de importaciones realizadas por empresas a nivel de posiciones arancelarias, en particular los referidos a bienes de capital, entre los años 2011 y 20171. El análisis se restringe a las empresas cuyas compras al exterior se destinan principalmente a actividades productivas, al mantenimiento o ampliación del su stock de capital.

Para estudiar la incidencia del contexto regulatorio sobre las decisiones de las firmas en cuanto a las importaciones de bienes de capital con fines productivos, comparamos dos períodos: (i) 2011-2015 etapa de restricciones cambiarias y de comercio; (ii) 2015-2017 período posterior a su eliminación. El ejercicio2 consiste en descomponer la variación del comercio de bienes de capital en cada uno de los períodos mencionados en lo que se conoce como márgenes intensivo y extensivo a nivel firma.

  • margen intensivo: computa el cambio en el valor de las importaciones realizadas por las firmas ya importadoras, en este caso, de bienes de capital.
  • margen extensivo: mide la variación en el valor de las importaciones atribuible al ingreso de nuevas firmas importadoras neto de las compras al exterior por parte de aquellas firmas que dejaron de importar al inicio del período.

Es posible además computar los márgenes subintensivo y subextensivo a nivel firma-producto, dando cuenta de cuánto del cambio en las importaciones de las firmas se explica por mayores valores importados de los mismos bienes y cuánto por aumentos netos en la variedad de bienes o posiciones arancelarias importadas.

  • margen subintensivo: computa la variación en el valor de las importaciones correspondiente a los productos ya importados por las firmas.
  • margen subextensivo: computa la variación en el valor de las importaciones atribuible a importaciones de nuevos productos netas de aquellos que se dejaron de importar.

Con la implementación de las restricciones en el mercado de cambios y en el comercio exterior, el valor de las importaciones de los bienes de capital de las firmas consideradas disminuyó un 11,2% entre 2011 y 2015. Al mismo tiempo el número de empresas importadoras de estos bienes se redujo 17%. No obstante, la caída en las importaciones se explicó por la baja en las compras al exterior de las principales firmas que permanecieron importando —margen intensivo (-12,5%)—3. Estas firmas redujeron los montos importados y la variedad de productos comprados al exterior. Es decir, el análisis a nivel firma-producto, se observa una caída tanto en el margen subintensivo como en el margen subextensivo (-9,6% y -2,9%, respectivamente). La merma del comercio resultante fue aminorada por el ingreso de nuevas firmas netas que comenzaron a importar bienes de capital —margen extensivo (1,3%)— (ver Gráfico 1).

Tras el levantamiento de las restricciones a fines de 2015, el valor de las compras al exterior de los bienes de capital de las firmas bajo estudio aumentó un 30,2% en el período 2015-2017. Si bien el margen intensivo es el más relevante para explicar esta suba (19,2% de 30,2%), el número de firmas importadoras se incrementó 34,2% y cobró mayor relevancia el ingreso neto de nuevas firmas (margen extensivo: 11%). A nivel firma-producto se destaca una ampliación en la variedad o canasta de bienes de capital importados —capturado por el margen subextensivo (4,1%)—. Esta dinámica es particularmente notoria en 20174.

En conclusión, el dinamismo que evidenciaron las importaciones de bienes de capital luego del levantamiento de las regulaciones comerciales y la liberalización del mercado de cambios se explica tanto por mayores importaciones de los bienes que ya se adquirían en el exterior como por la importación de nuevos productos y la entrada de nuevos participantes al comercio exterior. El acceso a una mayor variedad de bienes de capital, además del efecto macroeconómico que se evidenció, sin duda podría tener un impacto sobre costos de producción, rentabilidad y eventualmente productividad de las firmas.

Emilio Blanco, Fiorella Dogliolo y Cecilia Pérez


Referencias

Bernard, A., Jensen, B., Redding S. y Schott P. (2009). “The Margins of U.S. Trade”. National Bureau of Economic Research WP 14662.

Blaum, J., Lelarge, C. y Peters, M. (2016). “The Gains from Input Trade with Heterogeneous Importers”. CEPR Discussion Papers 11721 2016.

Gopinath, G. y Neiman, B. (2014). “Trade Adjustment and Productivity in Large Crises”. American Economic Review 104(3): 793-831.

1 La base presenta información actualizada y a nivel desagregado, al ser un subproducto de la documentación de la Aduana Debido a las diferencias con la información provista por el informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA) publicado por el INDEC, se realizaron ajustes de modo de contemplar las diversas formas de registración que intervienen en proceso de importación registradas en la Aduana, y llegar a una conciliación con la información del INDEC.
2 Siguiendo la metodología del trabajo de Gopinath y Neiman (2014).
3 El comercio se encuentra concentrado en principales firmas: el 53% del comercio está realizado por los primeros 50 importadores.
4 Esto es consistente con Gopinath (2014) y Bernard y otros (2009), quienes también notan la relevancia de la sustitución de las variedades de productos comerciados dentro de las firmas y conjeturan que el efecto sobre el bienestar del incremento en las variedades de productos importados se encuentra subestimado al circunscribir el análisis a las cifras de comercio a nivel país y no contemplar el comportamiento intra-firma.