Blanqueo: ¿impactó en el tipo de cambio?

¿En el mes de diciembre, como consecuencia del sinceramiento fiscal, ingresaron en el mercado de cambios 4.100 millones de dólares que representaron un 12% del volumen medio del mercado de cambios entre julio y octubre. A pesar de este importante shock de oferta (aumento en la demanda de pesos), el valor del peso casi no se movió, mientras que el volumen operado en el mercado llegó a su máximo histórico para un mes, en especial por el efecto del cambio de manos de los fondos generado por la interacción sucesiva entre compradores y vendedores.

Este comportamiento en el cual el mercado absorbió el ingreso de divisas expandiendo su volumen con un mínimo impacto en el precio es el que uno esperaría en un mercado de activos líquido y profundo. Ante el shock de oferta de divisas, los agentes compraron moneda extranjera interpretando que caídas en su precio serían transitorias. Esta situación se planteó en el Informe de Política Monetaria de enero de 2017 y en el Informe del Mercado de Cambios y Balance Cambiario.

Veamos quiénes fueron comprando estos fondos traídos del exterior para cancelar la deuda con el Fisco.

Sigamos el gráfico, donde las barras positivas son ventas de moneda extranjera (oferta) y las negativas son compras de moneda extranjera (demanda). En los primeros cinco días hábiles de diciembre, los ingresos para pagar multas (los consideramos dentro de todos los movimientos del sector público) no subieron respecto a lo que se vio en la última semana de noviembre. Fueron 300 millones de dólares. Sin intervención del Banco Central y con las entidades vendiendo 200 millones de dólares, la gente y las empresas compraron 500 millones de dólares.

grafico-1


En la siguiente semana (del lunes 12 al viernes 16), los ingresos por el “blanqueo” subieron a 700 millones de dólares (más otros 200 millones de dólares ofertados por el sector público). De nuevo sin que el Banco Central participe, la gente y las empresas compraron 700 millones de dólares y las entidades, 200 millones de dólares. En estos primeros diez días hábiles, la oferta por sinceramiento pesó un 5% del volumen operado en el MULC.

Es a partir del lunes 19 que los ingresos por sinceramiento suben fuerte: promediaron 400 millones de dólares diarios hasta el lunes 26 inclusive (día del máximo de 700 millones de dólares). Esos 2.500 millones de dólares representaron un 20% del total operado en el mercado de cambios.

En esos días de excedente, los bancos compraron 1.100 millones de dólares, la gente y las empresas adquirieron 900 millones de dólares y el Banco Central, 700 millones de dólares (en este caso, en los dos primeros días de elevados ingresos públicos). Acá, notemos que esas compras se dieron a tipos de cambio por debajo de la semana anterior: 3 puntos porcentuales de diferencia si se comparan los máximos y mínimos, respectivamente, en días en los que las monedas de países emergentes no mostraron variaciones fuertes en su conjunto.

En los últimos días del mes (entre el 27 y el 30), los ingresos por el “blanqueo” bajaron a US$ 150 millones de dólares diarios (total de 600 millones de dólares). Con el Banco Central sin participar, las entidades empezaron a vender (500 millones de dólares) lo que compraron la semana anterior a tipos de cambio que fueron subiendo día tras día. La gente (básicamente, para tenencia y turismo) y las empresas compraron 1.100 millones de dólares.

En enero, ya casi sin ingresos del blanqueo por subir la alícuota que cobraba el Fisco, las entidades terminaron de vender lo que compraron (y vendieron más todavía) a tipos de cambio que mantuvieron la tendencia ascendente.

Martín A. Corvo y Juan Manuel Souto